Las trabajadoras del Ayuntamiento de Girona dispondrán de un permiso menstrual de ocho horas al mes

-A A +A

Las trabajadoras del Ayuntamiento de Girona dispondrán de un permiso menstrual de ocho horas al mes

Las trabajadoras del Ayuntamiento de Girona dispondrán de un permiso de flexibilización menstrual después de que así lo haya aprobado la Mesa General de Negociación a instancias del sindicato Intersindical-CSC y a expensas de ratificación en el pleno del próximo mes de junio, aunque la medida cuenta con el aval de la mayoría de grupos políticos. Eso sí, las trabajadoras –casi la mitad de la plantilla de 1050 personas que tiene el consistorio– tendrán que recuperar en un plazo de tres meses las horas del permiso menstrual.

Según informa el sindicato, las conversaciones partieron de exponer al consistorio que algunas empleadas utilizaban habitualmente días de vacaciones o festivos durante la menstruación ante la imposibilidad por razones fisiológicas de conciliar salud y trabajo. La solución ha sido proponer un permiso de flexibilización que, el pasado 30 de abril, la Mesa de Negociación aprobó para garantizar el bienestar de las trabajadoras.

En concreto, lo aprobado en la Mesa General de Negociación es que las trabajadoras del Ayuntamiento de Girona que lo necesiten puedan tomarse un permiso menstrual de ocho horas al mes. Podrán ser seguidas, es decir, una jornada entera, o partidas. Y se podrán recuperar a lo largo del siguiente trimestre. "La regla puede dar molestias o dolores, y es aquí donde se centra este permiso", concreta la delegada sindical. "Para que se pueden necesitar unas horas en momentos concretos, y no es justo que tengan que coger de las de libre disposición o de vacaciones", añade Èrica Andreu, delegada de la Intersindical en el Ayuntamiento.

Intersindical-CSC destaca que, por primera vez, se sitúa un proceso fisiológico "ignorado, estigmatizado y del que sólo se habla sotto vocce" en este nivel de conversaciones y se concreta en un acuerdo. El sindicato subraya que no se quiere mantener una actitud de "tapar enfermedades relacionadas con la menstruación como la dismenorrea o la endometriosis".

"La regla no debe ser dolorosa, pero puede causar puntualmente molestias y es en referencia a estas molestias en lo que se centra este permiso, que nos puede llevar a necesitar de unas horas en momentos concretos", subraya el texto. También se puntualiza que las mujeres de clase trabajadora tienen "más dificultades" para conciliar esos problemas provocados por la menstruación. Intersindical-CSC manifiesta que su objetivo es impulsar ese permiso de flexibilización menstrual a los diferentes centros de trabajo de Catalunya.