Ecuador vive una huelga general con una marcha indígena en Quito, cortes de carreteras y disturbios en Guayaquil

-A A +A

Miles de indígenas han iniciado una marcha hacia el centro histórico de la capital ecuatoriana, Quito, en protesta por le elevación del precio de los combustibles, en el marco de un acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los manifestantes salieron desde la Casa de la Cultura Ecuatoriana, situada en el llamado Parque El Arbolito, donde se reunieron tras llegar a principios de semana desde el interior del país en caminatas, autobuses y camiones.

Los indígenas prevén reunirse en la marcha con representantes de los sindicatos y otros movimientos sociales, que a primeras horas de la mañana cortaron un tramo de la avenida 10 de agosto, una de las vías que lleva al casco histórico de Quito y escenario la semana pasada de violentas manifestaciones

Quito y Guayaquil están experimentando problemas con el transporte y bloqueo de vías antes de la huelga nacional. Aunque las manifestaciones se han repetido en los últimos días en varias ciudades del país, Quito concentra la atención tras la llegada de miles de indígenas, mientras que a Guayaquil se trasladó el lunes la sede del Gobierno, amparado en un decreto de estado de excepción del pasado jueves.

Los indígenas se concentran en el centro norte de Quito adonde llegaron entre el lunes y martes desde el interior del país y ahora se preparan para una manifestación contra el Gobierno liderado por Lenín Moreno.

En el centro de Guayaquil, la policía de Ecuador está dispersando la manifestación con gases lacrimógenos, según ha informado El Universo en su perfil de Twitter.

Una fuente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) ha explicado que este miércoles participarán en una asamblea "en la que se tomarán algunas decisiones" pero no detalló en qué ámbitos.

En la capital ecuatoriana persisten los problemas con el transporte y la población se encarama en cajones de camionetas para avanzar a sus lugares de trabajo. El servicio de transporte metropolitano funciona con dificultad, al igual que los taxis.

A primeras horas de este miércoles, manifestantes cortaron una parte de la avenida 10 de agosto, centro de concentración para el inicio de la marcha con destino al centro histórico, donde se encuentra el palacio presidencial de Carondelet.

Los manifestantes colocaron ramas de árboles en las vías frente a la matriz del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), donde la semana pasada se registraron varios de los hechos más violentos contra la decisión del Gobierno de eliminar los subsidio del diesel y la gasolina extra, la de mayor consumo.

Jaime Arciniegas, miembro del Parlamento Laboral ecuatoriano, ha explicado que también en la tarde se sumarán más trabajadores e insistió en que el Ejecutivo derogue el decreto por el que eliminó los subsidios a los combustibles.

Pese a que el jefe de Estado se desplazó el Ejecutivo a Guayaquil, Arciniegas ha comentado que "por ser un lugar emblemático", la marcha intentará llegar a Carondelet, adonde el paso está bloqueado con vallas, alambres, y un fuerte resguardo de las fuerzas del orden.

Por su parte, en Guayaquil (suroeste), ha habido a primera hora reclamos de conductores por cierres temporales de tramos de un puente que une esa ciudad con Durán, una de las vías principales de la ciudad, considerada centro económico del país.

En zonas de la ciudad de Cuenca, otra de las grandes urbes de Ecuador, manifestantes bloquearon algunas vías en rechazo al incremento del precio del combustible.

Supuestas detenciones irregulares

Varias ONG defensoras de los derechos humanos han denunciado este miércoles la detención de 83 personas, especialmente del movimiento indígena entre las que habría menores, de manera presuntamente irregular en en el cuartel del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) de la Policía Nacional en Pomasqui, al norte de Quito.

Señalan que los 83 retenidos fueron detenidos ayer en las inmediaciones de la Asamblea Nacional (Parlamento), "durante un momento álgido y desmedido de uso de la fuerza pública y represión", y que se ha tornado irregular al producirse en un cuartel policial en las afueras de la ciudad y no haber sido trasladados los arrestados a la Unidad Judicial de Flagrancia de Pichincha, a escasas cuadras del Parlamento

Cientos de manifestantes, en su mayoría del colectivo indígena, asaltaron ayer la sede parlamentaria, donde llegaron a irrumpir en el pleno, que tomaron por el lapso de una hora antes de que efectivos policiales retomaran el control tras emplear gases lacrimógenos y la fuerza para desalojar el lugar.

El documento de las ONG entre las que se figuran CEDHU, INREDH, Amazon Frontlines, Surkuna y el Observatorio de Derechos y Justicia, señala que los detenidos permanecieron bajo custodia de las fuerzas del orden alrededor de siete horas en el subsuelo del edificio de la Asamblea, y que al iniciarse el horario del toque de queda a las 20:00 de la noche, fueron trasladados en autobuses a la sede del GIR.