Cinco detenidas tras la protesta de Femen en el colegio donde ha votado Rocío Monasterio

-A A +A

Activistas de la organización feminista Femen se han manifestado este martes poco antes de las diez de la mañana en el Colegio San Agustín de Madrid, el centro de votación de la candidata de Vox a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio.

Con el torso al descubierto, cinco jóvenes han gritado contra el fascismo en el centro educativo de la calle Padre Damián, muy cerca del Santiago Bernabéu, portando pancartas en la se leía: "A los fascistas, ni un paso más". En sus cuerpos también llevaban escritas algunas proclamas como "no es patriotismo es fascismo" o "al fascismo ni voto ni permiso".

La protesta, que ha sido pacífica, ha durado poco tiempo, ya que la intervención policial ha evitado que se prolongase en el tiempo. Los agentes de la Policía Nacional han detenido finalmente a las manifestantes por resistencia y desobediencia grave en el colegio electoral, donde se manifestaban "semidesnudas alterando el normal funcionamiento de las votantes".

Monasterio y su marido, el diputado de Vox Iván Espinosa de los Monteros, han recogido todos los papeles que habían tirado las activistas y los han depositado en una papelera cercana.

Poco después, la candidata de Vox ha entrado al colegio electoral rodeada de un gran dispositivo de seguridad para ejercer su derecho al voto, mientras las activistas estaban retenidas en el interior del colegio.

Después de votar, Monasterio se ha referido a este incidente y ha asegurado que las activistas creen que son defensoras de los derechos de las mujeres, pero que son "todo menos eso". Asimismo, ha criticado que "no respeten" a los vecinos en un día de votación y el derecho a poder tener ideas distintas.

"Es lo que hemos visto en estas elecciones", ha expresado, a lo que ha añadido que los casi cuatro millones de españoles que han votado a Vox han visto como "se les ha intentado arrinconar, amordazar y tirar piedras". "Esto no puede ser y en España tenemos que defender los cimientos de nuestra democracia y es que cada uno pueda pensar distinto y sea respetado y nosotros desde luego lo hacemos", ha continuado.

Este es el primer altercado de la jornada electoral para la presidencia de la Comunidad de Madrid, donde un total de 5.112.658 personas están llamadas a votar. No es la primera vez que este colectivo protesta contra Vox; el pasado 30 de abril cuatro activistas, con el torso descubierto, portaron una pancarta en la sede del partido en la calle Bambú bajo el lema: "No Pasarán. El fascismo quiere conquistar Madrid. Madrid será la tumba del fascismo".